Día 3 – Río Lor: columna vertebral de la sierra (18.1 km)

RUTA FERRERÍA VELLA – FROXÁN

LUNES 08 DE MAYO

En esta etapa disfrutamos del Río Lor, columna vertebral de la sierra, que atraviesa de norte a sur por un enfilado cañón formado hace millones de años. Bajo la sombra de la vegetación típica de ribera y el permanente sonido de la corriente del agua, descubrimos todos sus rincones antes de visitar el Castro de Sobredo y hacernos una idea como vivían nuestros antepasados. En la segunda parte, caminaremos por senderos anchos y llenos de flores hasta llegar a Valdomir Vilamor, finalizando la etapa en la cuidada y hermosa aldea de Froxán, ejemplo de arquitectura tradicional del Courel.

Dificultad ALTA
Dificultad MEDIA
Dificultad ALTA
18.1 kilómetros
Dificultad ALTA
7 horas
Dificultad ALTA
+ 1026 m, -1107 m desnivel

Seoane - Ferrería Vella 0174
Un río virgen y de aguas transparentes...
IMG_20190807_151536
castros de nuestros antepasados...
Seoane - Ferrería Vella 0150
caminos llenos de personalidad...
Ferrería Vella - Froxán 0751
... y rincones de cuento
Ferrería Vella - Froxán 0334-1
Río Lor: columna vertebral del Courel
previous arrow
next arrow

Haz tu Reserva para el Programa GWF O Courel


Comenzamos la etapa en Ferrería Vella, situada a 535 m de altura y descendemos a encontrarnos con uno de los protagonistas del día, el Río Lor, que discurre por un encajonado valle y lo iremos disfrutando desde varias perspectivas.

El Río Lor nace en Fonteboa parroquia de Zanfoga en las faldas de O Cebreiro a 1.240 m. de altura y tras recorrer 54 km., desemboca en Augasmestas a 220 m. de altura, en el río Sil. Las grandes laderas de roca que lo flanquean crea un entorno fluvial muy boscoso, inaccesible y bien conservado . Sus afluentes principales son los ríos Pequeno, Lóuzara, Carballido y Bidueiros, que crean en su discurrir hacia el Lor diferentes habitats repletos de biodiversidad.

El camino discurre por un sendero a la izquierda del río rodeado de helechos y coloridos brezos. En la ladera de la montaña se puede ver una antigua mina de hierro.

Así llegamos al Pozo das Mulas, uno de los muchos monumentos geológicos de O Courel. En este paraje fluvial enormes moles de piedra caliza en el cauce del río, probablemente provenientes de otra zona y arrastrados hasta ahí hace decenas de miles de años por los glaciares en el Pleistoceno. En la actualidad, la zona está muy bien acondicionada gracias al esfuerzo de los vecinos de Ferreirós de Abaixo.

Salimos del río en dirección a Sobredo. Después de una subida llegamos al Castro da Torre, que data de los siglos III-IV d.c. y que está situado sobre una gran roca de pizarra en un meandro sobre el Río Lor, a 761 m de altura. Los castros siempre están en zonas altas para dominar las tierras que lo circundan, ver sin ser vistos y poder defenderse de posibles enemigos. Debido a la influencia de los romanos que vinieron a buscar oro y otros minerales a esta zona, muchos de los castro del Courel presentan un alto grado de romanización.

Rehabilitado en el año 1993, en el Castro da Torre podemos ver el resto de las viviendas, de plantas circular y ovalada las de los antiguos castrexos y cuadrangulares fruto de esa romanización. Además, podemos ver parte del foso defensivo esculpido en la roca. Es el momento de sentarse en su cima, contemplar las espectaculares panorámicas del Valle del Lor que contemplaban nuestros ancestros y pensar como sería la vida aquí hace 2000 años.

Dejamos el castro y, a través de un souto de castaños mágico llegamos a Sobredo donde, a finales del siglo VIII, los monjes de Samos resguardan de su tío al futuro Rey Alfonso II El Casto. En el paseo por la aldea podemos ver los típico corredores que unen unas casas con otras.

A partir de Sobredo, continuamos por un sendero a media ladera de la montaña, primero entre árboles que poco a poco van desapareciendo par dar paso a vegetación baja en el sendero hasta Valdomir. Las panorámica es amplia, con vistas sobre el valle del Lor con Folgoso y la mina de Pacios de Serra que horada toda una montaña.

Valdomir es un pequeño remanso de paz a orillas del Río Lor. Al igual que otras aldeas similares del Courel, su existencia está ligada a la de una herrería allí existente desde el siglo XVII, que se mantuvo activa hasta 1885 y de la que hoy apenas quedan restos del banzado y la antigua capilla, dedicada a San Sebastián, propiedad de los antiguos dueños. Durante todo el año está abierto el Bar A Costa, que es el único servicio que tenemos en toda la etapa.

Salimos de Valdomir y comenzamos el pequeño ascenso que nos llevará a otra típica aldea de la sierra. Al adentrarnos en las estrechas calles de Vilamor volvemos a sentir ese extraño viaje en el tiempo. Así vivían nuestros abuelos hace 50 años en cualquier lugar de Galicia y así continúan viviendo en pleno siglo XXI en esta Serra do Courel. Casas con grandes muros de pizarra para aguantar los fríos inviernos, apenas ventanas para que no entre el frío, el ganado debajo de la casa que hace también de calefacción, cuatro gallinas, una huerta… y a vivir. Ejemplo único de supervivencia y donde no se notan los efectos de las crisis porque aquí la crisis es continua y permanente.

La Iglesia de San Vicente de Vilamor es del siglo XVIII y es visible desde muchos puntos de la sierra. Desde ella, el control sobre el meandro que forma el Río Lor con el Castro de Vilar es total. Otra de las curiosidades que encontramos en Vilamor, y que se está recuperando en la actualidad, es el «baile dos toxos», costumbre existente en las fiestas patronales de bailar en el interior de las cuadras, con el suelo cubierto de toxos, evitando así la nieve de los duros inviernos.

A finales del siglo pasado, una señora con un gran espíritu emprendedor abrió en Vilamor unas verdaderas casas de turismo rural. Allí llegaba la gente y Dosinda te ofrecía todo lo que tenía. En su casa, en una mesa corrida, comenzaban a aparecer los mejores embutidos de cerdos criados por ella misma, las mejores carnes de sus vacas y unos productos de la huerta de primer nivel. Dosinda falleció hace unos años y, desde aquí, queremos darle las gracias por habernos cuidado tan bien en su pequeña aldea del Courel,

Salimos de Vilamor y, caminando a media ladera con estupendas vistas panorámicas del Castro de Lor, llegamos a Froxán.

Froxán, con sus 450 metros de altura, es una de las aldeas más bajas de la sierra, de las más soleadas y de las pocas zonas planas donde se puede desarrollar algún cultivo. Esta declarada como Bien de Interés Cultural por su cuidada restauración y su gran valor etnográfico, con formas de vida tradicional que proceden, en muchos casos, de épocas medievales. En un paseo por sus estrechas y empedradas calles, con sus casas de pizarra y balcones de madera, lo podemos comprobar: estamos en una aldea pero también estamos en un museo viviente, donde en cada esquina se cuenta una historia.

A la entrada de la aldea está la Fonte do Milagre, llamada así por sus propiedades curativas que producen milagros, y también podemos visitar la pequeña capilla dedicada a San Roque, construida sobre un antiguo cementerio del siglo V.

Froxán es uno de los centros dinamizadores de la cultura del Courel, gracias en parte a la labor desarrollada por la Asociación Fonte do Milagre, que busca hacer de Froxán un buen lugar para vivir y salir de esa crisis demográfica permanente que vive la sierra. La asociación publica la revista A Candea, divulga sus mejores senderos y recupera viejas tradiciones como el Magosto o la Pisa da Castaña, fiesta que se celebra en diciembre y en la que, después de haber estado durante días secando las castañas en los típicos sequeiros, éstas se introducen en un saco y, con una persona por cada lado, son golpeadas contra un tronco para sacarles la cáscara.

En la aldea se conserva un sequeiro perfectamente cuidado y, en los alrededores encontramos grandes soutos de castaños y plantaciones de alcornoques, de las que se obtenía el corcho. Un lento paseo por Froxán, absorbiendo todas las sensaciones que nos produce, es el fin perfecto de esta nueva etapa.

Plan de Ruta

Km EtapaAltura (m)Km Total
0,0Ferrería Vella55013,4
0,4Río Lor53813,8
1,5Mina de ferro52414,9
2,6Ponte de madeira51516
2,8Pozo das Mulas52516,2
4,1Castro da Torre74417,5
5,1Fervenza do Carrozo do Regueiro72018,5
5,3Souto de Sobredo72718,7
5,5Sobredo72618,9
10,4Ponte de Sudrios45023,8
10,7O Touzón46524,1
11,0A Pendella45024,4
11,5Valdomir44024,9
13,4Vilamor61526,8
15,6Alto de Vilamor73029
18,2Froxán46831,6

Imágenes Etapa Ferrería Vella – Froxán