Día 7: Ruta Ourense Monumental & Termal

RUTA OURENSE (circular)

VIERNES 13 MAYO

En esta etapa nos dedicaremos a conocer las dos caras de Ourense. En la ruta por el Ourense Monumental visitaremos la Catedral y todas las construcciones que invitan a un paseo por el tiempo de una ciudad fundada hace más de 2000 años. Conocida ya por los romanos por la gran calidad de sus aguas, cada día surgen más de tres millones de litros de aguas termales en la provincia. En la Ruta Termal del Miño transitamos por una senda peatonal con varias instalaciones termales situadas en un entorno de gran belleza natural.

Dificultad ALTA
Dificultad BAJA
Dificultad ALTA
16.5 kilómetros
Dificultad ALTA
7 horas
Dificultad ALTA
+358 m, -451 m desnivel

Ferrería Vella - Froxán 0334-1
Ourense
Monumental & Termal

Haz tu Reserva para el Programa GWF Ribeira Sacra


El núcleo urbano de la ciudad de Ourense (Aquae Urentes) se conformó como tal en los primeros siglos de nuestra era, durante la época de dominación romana. Los romanos aprovecharon las aguas termales de la Fuente de las Burgas y construyeron el puente para salvar el Río Miño. Durante la época sueva, la ciudad se convierte en capital del reino. En los siglos posteriores, los continuos saqueos de musulmanes y normandos originan un periodo de declive que llega hasta el año 1071, en el que el Rey Sancho II impulsa la repoblación de la zona.

Durante toda la Edad Media, Ourense se convierte en Sede Episcopal, asentándose en la ciudad gran cantidad de órdenes religiosas que construyen sus templos conformando la actual estructura urbana alrededor de la Catedral y la Plaza Mayor, donde tenían lugar los principales mercados, destacando el comercio del cereal, aceite y de los vinos que hacían los monjes.

La construcción, en 1860, de la carretera nacional Villacastín-Vigo y las nuevas líneas férreas provocan un período de crecimiento de la ciudad y del casco urbano, construyéndose un nuevo puente y nuevos barrios a su alrededor. En las primeras décadas del siglo XX, su centro histórico es testigo de primera mano movimiento cultural y político abanderado por la Xeración Nós, destacando las figuras de Otero Pedrayo y Vicente Risco.

En la actualidad, Ourense sigue manteniendo su importancia como centro industrial y comercial del interior de Galicia.

Comenzamos nuestra ruta en el Parque de San Lázaro, centro del Ourense actual alrededor del cual se desarrolla toda la actividad comercial de la ciudad. En la antigüedad estaba separado del centro de la ciudad y existió un pequeño hospital lazareto, además de ser la sede de concurridas ferias. En el centro, podemos ver la fuente barroca del siglo XVI procedente del monasterio de Oseira y varias esculturas con personajes típicos de la ciudad.

En un lateral de la plaza se encuentra la Iglesia de los Franciscanos, que fue construida en el siglo XIV en el alto de la ciudad y trasladada posteriormente a este lugar en 1929. En la fachada, destaca el rosetón del cuerpo superior y en el inferior dos contrafuertes que delimitan una arquivolta triple. El claustro, de estilo ojival, tiene 63 arcos apuntados sobre columnas gemelas, cuyos capiteles románicos presentan las más variadas formas

Continuamos por la comercial calle de Santo Domingo hacia el centro de la ciudad. La comunidad de los dominicos comenzó a mediados del siglo XVII la construcción de la Iglesia de Santo Domingo, de estilo renacentista, que no se finalizó hasta bien entrado el siglo XIX. Tiene planta de cruz latina con una sóla nave longitudinal cubierta con bóveda de crucería. La fachada, con portada enmarcada por pilastras sobre las que se sitúa un frontón de escudo circular con corona real. En su interior, podemos contemplar el altar mayor barroco, obra de Castro Canseco, y otros retablos de interés.

En el cruce de calles que forman la Praza do Ferro se celebraban en los mercados de los antiguos herreros, que comercializaban bajo los soportales todo tipo de artículos y aperos de labranza. En el centro de la plaza podemos ver una hermosa fuente procedente del Mosteiro de San Esteban de Ribas de Sil. Rodeando la plaza, las casas tradicionales de pajabarro y el Palacio del Seisciento, decorado con cuatro escudos.

En la Praza do Trigo, además de los distintos mercados de cereales, fue el lugar donde los artesanos de la cerámica y platería comercializaban sus productos. Destaca la Fonte Nova, que sustituyó a una del siglo XVIII, y la Casa de los Temes, del mismo siglo.

Así llegamos a la Catedral de Ourense. Cuenta la leyenda que, en el siglo VI, el monarca suevo Carriarico tenía a su hijo enfermo de lepra, solicitando ayuda a San Martín de Tours que lo cura de la enfermedad. En agradecimiento, se convierte al cristianismo y manda levantar un templo donde hoy se encuentra la Catedral de San Martín de Ourense. Diversas incursiones musulmanas en estas tierras la destruyeron , reedificándose entre los siglos XII y XIII, en pleno apogeo del arte románico. Posteriormente, varias reformas la llevan hasta el estado actual.

La catedral es de planta de cruz latina con tres naves, cada una de ellas terminada en un ábside semicircular. El crucero, de una sóla nave y cuatro tramos, está cubierto con bóveda de crucería. La portada sur es románica del siglo XIII y la portada norte, también románica, destaca por las estatuas que hacen a su vez de columnas. El hermoso cimborrio, de estilo gótico-renacentista, fue añadido en el siglo XV por Rodrigo de Badajoz, y las Torres de San Martín y del Reloj en el siglo XVI. La parte superior de la fachada aún conserva las almenas, que nos recuerdan su misión defensiva.

Accediendo por la puerta principal nos encontramos con el Pórtico del Paraíso, que se asemeja mucho al Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago, con la representación de los ancianos de la Apocalipsis con sus instrumentos musicales en el la arquivolta central. El conjunto conserva parte de su policromía y está flanqueado por dos altares barrocos. Ya, en el interior, el Altar Mayor es una joya del arquitecto Cornelius de Holanda, de principios del Siglo XVI. Completa el conjunto la sillería de coro renacentista, realizada a finales de dicho siglo por Juan de Angés y Diego de Solís.

En la Capilla del Santo Cristo podemos ver la imagen del Cristo tan venerado en la ciudad,que fue traída por el Obispo Pérez Mariño a principios del siglo XIV. La obra es de un gran realismo, apreciándose con gran nitidez las señales del martirio. Hay gente que dice que le crece el pelo e, incluso, que lo han visto llorar. Además, podemos visitar el sepulcro del Obispo Pérez Mariño y otras capillas.

Para finalizar, visitaremos el Museo Catedralicio, situado en la Claustra Nova, claustro de estilo gótico y bóveda de crucería. Allí podemos ver el Tesoro de San Rosendo, compuesto por varias piezas de ajedrez construidas en cristal, del siglo X, y una cruz procesional de Enrique de Arce entre otras obras de arte sacro.

Salimos de la Catedral y continuamos camino por las calles de Ourense. Muy cerca de la Catedral, el Eironciño dos Cabaleiros fue el barrio de las clases aristocráticas de la ciudad. En uno de sus laterales, vemos la casa de Maria Andrea, con balcón de madera del siglo XVI. El edificio fue sede de diversas asociaciones obreras, escuela y periódicos. En la taberna El Volter se reunían los intelectuales y artistas orensanos de la época. El conjunto arquitectónico se complementa con un hermoso cruceiro.

En el centro del casco antiguo nos encontramos la Iglesia de Santa Eufemia. Construida por los Jesuitas en 1653, la desamortización de Mendizábal en 1776 provocó que pasara a manos de la mitra orensana. Diversos añadidos posteriores entre los siglos XVIII y XIX, le fueron dando su aspecto actual.

De planta de cruz latina con tres naves longitudinales y dos laterales, destaca por su gran volumen, muy propio de la idea barroca. La fachada, de elementos claramente curvos que hagan mayor su estrechez, fue construida por Plácido Iglesias y está compuesta por dos cuerpos de columnas que enmarcan la hornacina. En el Altar Mayor se encuentra la imagen del Cristo de la Esperanza, de madera policromada, realizado por José Ferreiro en el siglo XVIII

A su lado, el Pazo Oca Valladares fue construido por el maestro Antonio Díaz en el siglo XVI. En la fachada, de estilo gótico, podemos contemplar cinco escudos de armas de diversas familias nobles de la época. Desde mediados del siglo XIX y hasta la actualidad es la sede del Liceo Recreo de Artesanos de Ourense, una de las sociedades culturales más antiguas del país.

Desde aquí nos dirigimos a la Praza Maior, principal centro social y motor comercial de la ciudad durante los siglos. Asoportalda en su mayoría, preside el conjunto el Concello, construido a finales del siglo XIX, después de que los anteriores edificios fueran derruidos. Destaca su fachada, de estilo clásico.

La Iglesia de Santa María Madre está situada en un lateral de la Praza Maior. Posiblemente, este emplazamiento sea el de la primera Catedral de San Martín de Tours, mandada construir por el rey suevo Carriarico en el siglo VI. Las diversas invasiones musulmanes de los siglos posteriores habrían destruido este primitivo templo. En el año 1084, el obispo Ederonio manda construir la Iglesia de Santa María Madre, de estilo románico. Durante esa época, y debido a las diversas reformas de la Catedral, tuvo que sustituir en varias ocasiones a ésta.

El templo actual es fruto de la reconstrucción total llevada a cabo en 1722 por el Obispo Marcelino Siuri, que nos hizo perder aquella joya románica. La actual es de estilo barroco con planta de cruz latina, conservando de la original parte de los cuerpos interiores y los capiteles y las columnas de la fachada. Las escaleras de acceso desde la Plaza Mayor realzan esta fachada de tres cuerpos. Los dos inferiores son sencillos, contrastando con el superior, profusamente decorado y flanqueado por las torres del campanario.

En el interior, el retablo del Altar Mayor, de dos cuerpos fue realizado en madera no policromada a mediados del siglo XVIII. En el centro se encuentra la imagen barroca de Santa María Madre.

El Museo Arqueológico de Ourense está declarado Monumento Histórico-Artístico desde 1931, siendo uno de los más importantes a nivel nacional, no solo por sus fondos, sino también por la propia historia del edificio. En las excavaciones realizadas han aparecido diversos sillares, por lo que deducimos que ya fue Pretorio Romano en los orígenes de la ciudad. Posteriormente, en el siglo VI, fue palacio de los reyes suevos que gobernaban estas tierras.

Ya desde 1071 hasta 1952, se convirtió en la sede del Obispado, comenzándose a construir el actual edificio románico en 1131, en tiempos del Obispo Don Diego de Velasco. En nuestro paseo por el recinto encontraremos de restos de sus distintas etapas de construcción, además de otros de gran valor arqueológico. Desde el Paleolítico hasta el Siglo XVIII, pasando por las mámoas de la Edad del Bronce, la cultura castreña y la galaico-romana, sus salas nos ayudarán a comprender un poco más nuestros orígenes. El Museo contempla asimismo una sección de Bellas Artes, que destaca por sus obras renacentistas, y otras dependencias dedicadas a exposiciones temporales.

Continuamos nuestra ruta y llegamos a las Fuentes Termales de As Burgas que son, sin duda, el principal motivo de la existencia de la ciudad de Ourense. Declaradas ‘Conjunto histórico artístico’ en el año 1975, alrededor de estos manantiales, fue creciendo la ciudad en la época de dominación romana.

La leyenda cuenta que estos manantiales nacen debajo de la capilla del Santo Cristo, en la Catedral. La Burga de Abajo, construida a mediados del siglo XIX, es la que presenta más caudal. Consta de tres cuerpos, cada uno con su caño, sobre el que contemplamos el escudo de la ciudad. Con menos nivel de agua está la Burga de Arriba, del siglo XVII, de dos caños y estructura sencilla. Completan el conjunto la réplica de 4 aras romanas, un pequeño estanque de agua termal y dos esculturas: “La casa de la nube” y “Calpurnia Abana”, dedicada a la ninfa Calpurnia.

Las aguas son silicatadas fluoradas e hipertermales, aplicables a varios tipos de dermopatías. La temperatura del agua es de 70 grados centígrados y el caudal de 300 litros por minuto.

La Ponte Vella fue construída durante la dominación romana, en época del emperador Trajano (siglos I-II d.c.). De la época constructiva solamente quedan algunos sillares de las bases. En el año 1228 fue reconstruída por mandato del obispo Don Lorenzo, con las rampas y el arco central apuntado. En 1667, Melchor de Velasco, proporcionándole la magnitud que tiene en la actualidad, conservando 7 arcos de la estructura inicial.

En el siglo XIX fue demolida la torre defensiva. El puente mide 370 metros de largo y 5 de ancho, con un impresionante arco central de 43 metros de anchos que se eleva 38 metros de altura sobre el nivel del Miño, convirtiéndolo en una de las principales señas de identidad de la ciudad.

En el Parque de San Lázaro finalizamos esta ruta por el Ourense Monumental, no sin antes recomendaros que Ourense es una ciudad perfecta para salir de vinos. En el pequeño espacio que delimita la zona antigua, podemos comenzar en alguna de sus tascas, con ricas tapas regadas por los famosos vinos de la zona. Tras ello, degustaremos un rico café en uno de sus locales de corte clásico, herederos de los antiguas tertulias literarias, y que programan actividades culturales todo el año. Por la noche, todo el casco antiguo se convierte en un ir y venir de gente, que aprovecharemos para visitar alguno de los pubs que dan marcha a esta ciudad.

RUTA OURENSE TERMAL

En esta ruta recorreremos las riberas del Río Miño, conociendo todas sus termas, algunas privadas y otras de uso público. Atravesamos el Ponte Vello para atravesar el Parque del Ribeirinho por un sendero siempre al borde del río.

Las primeras que nos encontramos es Pozas da Chavasqueira, que son un conjunto de pequeñas piscinas naturales de piedra de uso gratuito y rodeadas de zona verde. Son también llamadas Caldas do Bispo, en referencia al Cardenal Quevedo que las mandó acondicionar en el siglo XIX. Las aguas, que están a unos 40º de temperatura, don de mineralización debil, litínicas, alcalinas, sulfuradas y silicatadas. Están especialmente indicadas para afecciones de la piel y el aparato locomotor. Las piscinas cuentan con un vestuario para uso de los bañistas.

Junto a ellas, la instalación privada Termas da Chavasqueira simula una casa de baños japonesa, con un ambiente tranquilo e inspiración zen. Además de un completo circuito termal oferta diversos tipos de tratamientos. Las aguas están a unos 60º y son de mineralización media.

Continuamos camino y pasamos por el Campo da Feira, en la que 2 días al mes se celebra la feria donde, además de comercializarse todo tipo de productos, a los ourensanos les gusta ir a tomar el pulpo, producto del mar que en esta provincia del interior preparan como nadie. Más adelante, nos encontramos con una zona perfecta para un picnic al lado del Río Miño.

Continuamos camino y llegamos a la Fonte do Tinteiro, situada en un estupendo mirador sobre el río. Las aguas tienen una temperatura de 43º y son de mineralización débil, bicarbonatadas, sódicas y fluoradas. Son especialmente indicadas para las afecciones de la piel.

Desde aquí tenemos que andar 2 kilómetros por el borde del río hasta alcanzar la siguiente estación termal: el Muiño da Veiga, conjunto de 5 piscinas con aguas alrededor de los 40º, aunque alguna surge a temperaturas altísimas de 65º. Las aguas son de mineralización débil y alcalinas: bicarbonatadas-sódicas, fluoradas y silicatadas.

Continuamos paseo para llegar a la estación termal Termas de Outariz, que se inspira en la cultura balnearia de Japón y cuenta con 11 termas exteriores y 4 interiores. En sus 2 completos circuitos termales (el Zen y el Celta) podemos relajarnos o eliminar esas tensiones del día a día. Cuenta también con servicio de masaje, tratamientos de belleza y un bar para tomarse un refresco después del baño.

Poco después está la zona termal más grande de la ciudad. Las Pozas de Outariz y Burga de Canedo son un conjunto de piscinas frías y calientes situados en un entorno ajardinado en esta orilla del Río Miño. Las aguas, que afloran en algunos casos a 60ºC, son de mineralización debil, alcalinas, fluoradas y silicatadas. Estan indicadas para afecciones de la piel y del aparato locomotor.

Durante los meses de temporada alta, sale de la Praza Maior el Tren das Termas que te lleva en un agradable paseo por todas estas estaciones termales en la orilla del Río Miño. Si quieres hacer la ruta circular y volver por la orilla sur del Río Miño, tendrás que caminar algo menos que 5 kilómetros hasta el Parque de San Lázaro.

Por el medio, en el Paseo das Ninfas, está la Fonte de Reza, que salen a una temperatura de 31ºC. Son de mineralización débil, alcalinas y fluoradas, estando indicadas para afecciones de la piel y catarros.

Llegamos así al Parque de San Lázaro, punto base de estas rutas por el Ourense Monumental y por el Ourense Termal que nos ha ayudado a conocer un poco más su historia y a disfrutar de sus famosas aguas termales.

Plan de Ruta

Km EtapaPuntoAltura (m)Km Total
0,0Santomé23383,0
0,1Castro de Santomé22583,1
0,1Villa Romana22583,1
0,9Camino Real16183,9
2,1Pasarela Río Lonia11185,1
2,4Puente Mende10585,4
2,8Parque Lonia10785,8
4,2Puente Vella9387,2
4,4Parque do Ribeirinho10387,4
4,8Puente do Milenio10287,8
5,1Pozas de A Chavasqueira9788,1
5,2Termas de A Chavasqueira9788,2
5,3Campo da Feira9688,3
5,6Zona Picnic9788,6
5,9Fuente del Tinteiro9488,9
8,2Pozas del Muiño da Veiga9291,2
8,6Termas de Outariz10091,6
9,1Pasarela de Outariz8792,1
13,3Río Barbantiño10296,3
13,8Oficina de Turismo10696,8
13,8Capilla de Os Remedios10696,8
15,0Alameda do Concello12698,0
15,2Correos11998,2
15,2Obispado de Ourense11498,2
15,2Plaza de Abastos12998,2
15,3Estación Termal de As Burgas13398,3
15,4Museo Arqueológico Provincial de Ourense13598,4
15,5Playa Mayor de Ourense13398,5
15,5Ayuntamiento de Ourense13598,5
15,6Iglesia de Santa María la Mayor13998,6
15,6Plaza de A Magdalena14298,6
15,7Plaza del Trigo14798,7
15,7Plaza de Los Suaves14698,7
15,8Catedral de Ourense14698,8
15,9Iglesia de Santa Eufemia13898,9
16,0Jardín Padre Feijoo13299,0
16,0Oficina de Turismo de Ourense13299,0
16,2Praza do Ferro14499,2
16,2Rúa Lepanto14499,2
16,5Ourense (Parque de San Lázaro)14199,5