Día 4: Valle del Salnés: corazón del viño albariño

RUTA CAMBADOS – ARMENTEIRA

MARTES 17 MAYO

En esta etapa recorremos el Val del Salnes, corazón del vino albariño y conocemos toda su historia. Pasearemos por el centro histórico de Cambados admirando sus casas de piedra y los pazos señoriales perfectamente conservados. En la desembocadura del Río Umia veremos las pequeñas fincas donde se cultivan los viñedos pegados al Atlántico, en un entorno de gran belleza natural refugio de muchas especies de aves. Para rematar nos acercamos a la Ruta da Pedra e da Auga, para ascender entre los rápidos del río y sus molinos hasta el Monasterio de Armenteira, muy vinculado a la historia del albariño y centro espiritual de la comarca.

Dificultad ALTA
Dificultad BAJA
Dificultad ALTA
14.6 kilómetros
Dificultad ALTA
7 horas
Dificultad ALTA
+422 m, -166 m desnivel

Seoane - Ferrería Vella 0174
Paisajes marítimos maravillosos...
IMG_20190807_151536
ríos que bajan creando vida...
Seoane - Ferrería Vella 0150
monasterios con mucha historia...
Ferrería Vella - Froxán 0751
... y el vino más atlántico: el albariño
Ferrería Vella - Froxán 0334-1
Val do Salnés
previous arrow
next arrow

Haz tu Reserva para el Programa GWF Rías Baixas


En esta etapa recorreremos el Val del Salnes, donde se produce el 70% del vino albariño de Galicia. Aunque existe una teoría que indica que los monjes de Cluny trajeron la uva albariña al monasterio de Armenteira, las investigaciones más serias indican que estamos ante una uva autóctona del sur de Galicia, a la que los monjes seguramente dieron un empujón y un salto de nivel en su cultivo, que se encuentra perfectamente adaptado a las condiciones climáticas que le ofrece el valle, con una influencia marítima atlántica muy pronunciada.

Un vino que se producía en los monasterios hasta el Siglo XVIII cuando, tras la desamortización de Mendizábal, las órdenes religiosas pierden su poder y esta uva albariña pasa a cultivarse en las fincas de los pazos gallegos creando un vino de alta graduación y una acidez notable, con gran potencial aromático con matices florales. A partir de 1980 que se pone en marcha la Denominación de Origen Rías Baixas, la promoción y divulgación no ha parado de crecer. Estamos ante uno de los vinos blancos más apreciados en el mundo.

El Pazo de Fefiñáns es un muy buen ejemplo de estos pazos señoriales, que aglutinaban alrededor de ellos a la población. Aunque se comenzó en 1583 por Gonzalo de Valladares, el edificio fue construido en distintas etapas pudiendo apreciarse varios estilos. Con planta en forma de L, destaca su torre almenada y los grandes balcones circulares de la fachada. Encima de los portalones de entrada podemos ver los escudos heráldicos de los linajes familiares que lo habitaron.

Al otro lado del pequeño puente está la Torre del Homenaje con una curiosa inscripción en su fachada. En sus jardines, además de un bosque centenario, se conservan viñedos antiguos, con cepas anteriores a la filoxera, partes del laberinto del siglo XVIII y dos fuentes barrocas. En la actualidad, en el bajo del Palacio, existen dos bodegas distintas que se pueden visitar y que enseñan la historia y parte de sus dependencias.

Justo enfrente al pazo está la Iglesia de San Benito, que fue completamente reedificada a principios del Siglo XVII por el mismo dueño del pazo. De arquitectura neoclásica con sus dos campanarios barrocos, en las capillas del interior se encuentran las sepulturas de Gonzalo de Valladares y su esposa, María Ozores, escoltadas por dos guerreros de granito, conocidos como los Balboa.

Después de esta introducción al albariño y a los señores feudales que continuaron el buen hacer vitivinícola de los monjes, continuamos el paseo por el cuidado centro histórico de Cambados, con anchas calles y hermosas casas donde la piedra está permanente presente. Desde la primera mitad del siglo XV hasta el día de hoy, el pueblo está estructurado en tres barrios: Fefiñáns, Cambados y San Tomé.

Pasamos por el Mercado Municipal, donde se comercializa gran variedad de pescado y el marisco más fresco, y continuamos por el Paseo Marítimo hasta el Barrio de Santo Tomé, el barrio más marinero de Cambados, donde las pequeñas embarcaciones descansan en la playa para recuperarse de las duras jornadas en el mar.

Aquí se encuentra el Pazo de Montesacro, construido por Don Diego de Zárate y Murga en el siglo XVIII, de estilo barroco y en el que destaca su enorme escudo de armas. En la actualidad es una residencia de ancianos.

Desde el paseo una plataforma nos lleva hasta la Illa da Figueira y a la Torre de San Sadurniño, que algunos autores sitúan en un entramado defensivo, junto a las de A Lanzada y Catoira, para avisar a Santiago de la presencia de piratas normandas y vikingos, tan comunes en estas costas. Fue construida en el siglo IX y, en la actualidad, de la antigua fortaleza, sólo se conservan dos muros de la torre.

Continuamos nuestro camino entre los viñedos del barrio de Castrelo hasta que llegamos al río. El Río Umia es la columna vertebral de este valle del Salnés y el principal sustento de la uva albariña a lo largo de todo su curso. En sus riberas podemos encontrar gran cantidad de vida y, en esta desembocadura paran a descansar un gran número de aves migratorias.

Salimos del río para hacer un tramo de pista que nos acerca a los pequeños viñedos particulares, con el que cientos de pequeños productores hacen su vino casero que convive con el de las grandes bodegas y cooperativas. Al llegar al Ponte de Castrelo, continuamos remontando el río por un sendero ancho en un entorno espectacular hasta llegar al Ponte de Barrantes, que debemos cruzar para continuar la ruta.

Así llegamos al gran edificio del Pazo de Barrantes, cuyos orígenes se remontan al año 1511, siempre ligado a la familia Creixell y testigo de relevantes hechos de la historia reciente de Galicia. Destaca por un lado la grandiosidad del edificio y por otro la poca ornamentación de la fachada, con un arco de medio punto y un escudo encima del óculo. Tras el portalón entramos al amplio patio, alrededor del cual se articulan todas las dependencias con la capilla, el palomar y, separadas por un hórreo, los viñedos.

Después de atravesar la autovía, comenzamos la Ruta da Pedra e da Auga, en la que iremos ascendiendo por las riberas del Río Armenteira que baja impetuoso desde el Monte Castrove. Galicia es el país de los mil ríos y, en cada uno que baja con fuerza, las gentes del lugar usaron el ingenio para construir estos molinos, aprovechando esa fuerza del agua para moler el cereal. El sistema es sencillo, el agua se canaliza y se lanza con fuerza contra el rodicio sobre el que gira la rueda. En este paseo veremos los restos de decenas de estos molinos, algunos de ellos muy bien restaurado.

Alrededor de estos molinos tenía lugar buena parte de la vida de las gentes del lugar. A la espera de la molienda se contaban historias, se celebraban las actividades de ocio y se hacían muchas parejas. De estas fiestas en los molinos nace el baile popular gallego: la muiñeira. Como veis, cada paso en este camino está lleno de historia en piedra que nos va componiendo la imagen de esta comarca del Salnés y de sus habitantes.

Continuamos río arriba hasta llegar al Monasterio da Armenteira, punto final de esta etapa y centro espiritual de todo el Valle del Salnes.

Ero era un caballero de la corte del rey Alfonso VII que no tenía hijos. Una noche, él y su esposa tuvieron el mismo sueño en el que la Virgen se les aparecía y les aseguró que era voluntad de Dios que tuviesen muchos hijos espirituales. Es así que Ero funda el Monasterio de Armenteira en 1150 y se convierte en abad. Cuenta la leyenda que el abad Ero, en uno de sus paseos de meditación, se queda dormido escuchando el canto de un mirlo. Cuando despierta y vuelve al monasterio, han pasado 300 años y nada es lo mismo.

Esta leyenda aparece reflejada en las Cantigas de Santa María, escritas en galaico-portugués en la corte del Rey Alfonso X el Sabio durante la segunda mitad del siglo XIII, siendo una de las colecciones de canción más importante de la literatura medieval de Occidente. De corte trovadoresco, se diferencia de la temática abiertamente profana de los trovadores del resto de Europa y de la música sacra de la época.

En 1162 aparece el Monasterio de Armenteira en documentos de la Orden Cisterciense, habitado por una pequeña comunidad de monjes. La desamortización de 1837 obliga a los monjes a marcharse del monasterio, comenzando un periodo de decadencia que llegó hasta el año 1961 cuando se funda la asociación «Amigos de Armenteira» que comienza poco a poco su reconstrucción. En la actualidad viven en el monasterio un grupo de monjas cistercienses, que venden sus cuidados productos de cosmética natural obtenidos por ellas mismas a partir de plantas como la camelia.

La iglesia es un claro ejemplo de templo cisterciense que busca la sencillez y austeridad para no distraer la oración y meditación de los monjes. De gran calidad arquitectónica, está formada por tres naves con cinco tramos cubiertas por bóvedas ligeramente apuntadas y un crucero cubierto por una cúpula estilo mudéjar. En la nave central, el rosetón deja entrar una luz ténue. En la fachada vemos una portada con seis arquivoltas de medio punto que descansan sobre columnas.

Del primitivo claustro, comenzado en el siglo XVI,solo se conserva la puerta de acceso. En el actual, que se encuentra adosado a la iglesia, podemos ver dos plantas totalmente diferenciadas: la inferior renacentista con bóvedas de crucería y la superior neoclásica y más austera.

Finalizamos aquí esta etapa que nos ha llevado por el corazón del Val del Salnés, conociendo sus mejores secretos y disfrutando de hermosos paisajes.

Plan de Ruta

Km EtapaPuntoAltura (m)Km Total
0,0Plaza de Fefiñáns842,7
0,0Pazo de Fefiñáns842,7
0,0Iglesia de San Benito842,7
0,1Plaza de Asorey842,8
0,3Parador de Cambados343,0
0,3Estatua de Asorey343,0
0,5Concello de Cambados443,2
0,5Estatua de Ramón Cabanillas443,2
0,7Mercado de Cambados343,4
1,3Pazo de Montesacro344,0
1,4Barrio de Santo Tomé344,1
1,8Torre de San Sadurniño344,5
4,0Desembocadura Río Umia546,7
5,2Puente de Castrelo347,9
5,4Camino del Río Umia448,1
6,2Pasarela del Río Umia348,9
8,1Puente de Barrantes250,8
8,8Pazo de Barrantes651,5
9,4Ruta de la Piedra y el Agua1152,1
11,1Molinos3153,8
11,7Aldea Labrega4654,4
14,2Molino del Souto14156,9
14,6Molino de Castiñeiras19157,3
14,7Molino de Herminia20557,4
14,7Molino del Batán21057,4
14,9Molino del Trinta22557,6
15,7Monasterio de Santa María da Armenteira26358,4

Imágenes Etapa Cambados – Armenteira