Día 5: Canón del Río Mao: la fábrica de la luz

RUTA A FABRICA DA LUZ (circular) (PR G-177)

MIERCOLES 12 MAYO 2021

Esta etapa comienza en la Fábrica da Luz, antigua central hidroeléctrica y una de las más antiguas de Galicia, que supuso un gran avance en su tiempo y sirvió para dar electricidad a toda esta zona de la Ribeira Sacra. En un tramo de continuo ascenso alcanzaremos San Lourenzo de Barxacova y su necrópolis medieval, con tumbas excavadas en la misma roca. A través de bosques de robles y castaños, llegamos de nuevo al Río Sil. En el último tramo ascenderemos a través de una pasarela de madera todo el cañón del río Mao. En el punto final nos estará esperando una cerveza bien fría.

Dificultad ALTA
Dificultad MEDIA
Dificultad ALTA
16.2 kilómetros
Dificultad ALTA
7 horas
Dificultad ALTA
+- 1019 m desnivel

hermosas aldeas de ribeira...
importantes necrópolis...
árboles centenarios...
...e ingenios medievales...
Cañón del Río Mao:
La fábrica de la luz
previous arrow
next arrow
Slider

Haz tu Reserva para el Programa GWF Ribeira Sacra


Esta etapa circular tiene como inicio y fin la A Fábrica da Luz, una de las primeras centrales hidroeléctricas construidas en Galicia y un prodigio de tecnología de su época, aprovechando las características físicas de este cañón del Río Mao. Entre los años 1914 y 1916 se construyó el Canle Vello que canalizaba el agua procedente en la parte alta del río para descargarla desde gran altura a través de tuberías y producir electricidad, que suministraba a Monforte y otras poblaciones de la parte alta de la Ribeira Sacra.

En la actualidad, Gas Natural Fenosa ha cedido su explotación con fines turísticos y esa vieja nave se ha restaurado y convertido en un albergue y cantina, donde poder pasar unos días rodeados de una explosión de naturaleza. El albergue está situado en las antiguas viviendas de los empleados, la cantina en varias alturas ocupa el espacio de la antigua torre donde se encontraban los transformadores y, en donde se situaban las antiguas turbinas, se ha convertido en una amplia sala multiusos.

El comienzo de la etapa es lo más duro de la jornada y nos lleva durante dos kilómetros en permanente ascenso por variados bosques hasta San Lorenzo de Barxacova, desde donde tenemos una amplia panorámica del cañón del Sil.

Atravesamos San Lorenzo por su calle principal hasta llegar al punto que marca la desviación de la ruta circular, que nosotros decidimos hacer tomando el desvío hacia la izquierda que nos llevará a la necrópolis medieval de San Vitor de Barxacova. Se sabía que en San Vitor existía una capilla desaparecida en el siglo XIX y los restos de varias sepulturas, pero lo que se encontró al realizar excavaciones en el 2010 fue esta necrópolis altomedieval, datada entre los siglos IX y X d.C. y una de las más importantes del noroeste peninsular.

Cuenta con más de 40 tumbas antropomorfas excavadas en la roca, orientadas de este a oeste y repartidas en varios sectores totalmente diferenciados. En el sector norte aparece una mejor preparación del terreno y las tumbas en una disposición más ordenada. Se suponen que eran tumbas utilizadas por varios miembros de una misma familia. En alguna de ellas aún se puede ver el encaje de las tapas. en el sector sur, las tumbas ya no presentan ordenación y son dispuestas en la pendiente de la roca.

Al otro lado de la explanada, sobre una gran roca y con una amplia vista panorámica sobre el cañón del Río Mao, se situaba la capilla de San Vitor, desaparecida a mediados del siglo XIX y a la que se accedía mediante unos escalones. Alrededor de esta roca existen otras cuatro tumbas, que se suponen tendrían un rango superior dentro de la población.

En la misma necrópolis podemos ver también un antiguo molde para construir las campanas in-situ por los maestros artesanos. Todo este conjunto, perfectamente acondicionado e interpretado a través de paneles, nos da una idea de como se organizaban nuestros antepasados antes de la llegada de la organización parroquial en el siglo XII e, incluso, mucho tiempo atrás, ya que está situado en una antigua vía de comunicación. Además, muy cerca del lugar se encontró la espada de Forcas , de la edad de bronce, y en el mismo recinto de la necrópolis aparecieron resto de tejas romanas.

A partir de San Vitor nos adentramos ya en pleno cañón del río Mao, que iremos disfrutando a media ladera aprovechando el surco construido por el Canle Vello, obra de ingeniería que, en su momento, dio trabajo a mucha gente de la zona. Iremos caminando por dentro del propio canal, reforzado con grandes muros y rodeados de musgo y de una vegetación exhuberante. Nos gustan mucho las etapas que te van contando una historia y esta es, sin duda, una de ellas.

Siguiendo el Canal Viejo llegamos a su punto de abastecimiento, donde tomaba las aguas del Río Mao. Y, un poco más arriba, llegamos al Canle Novo, canal construido en que toma las aguas de la cercana Presa de Mao para dirigirlas en una cota de 750 metros para después dejarlas caee, mediante tubos, en la central hidroeléctrica de Regueiro, a orillas del Sil. Muy cerca, tomando una pequeña derivación de apenas 500 metros, llegamos al Ponte dos Conceliños, punto clave para entender lo que llevamos recorrido. No se sabe la fecha exacta de su construcción, pero sí conocemos que fue el principal acceso desde las tierras de Montederramo a este fértil valle del Sil y una vía de comunicación entre sus monasterios. El puente se encuentra inmerso en un hermoso paraje natural donde también podemos ver los restos de los Muiños de Patarela. El sonido de los rápidos del río con la tranquilidad que allí se respira invitan a un pequeño descanso.

A partir de Conceliños, la etapa nos llevará por pequeños lugares de la parte alta de Parada de Sil. Atravesamos Forcas, cerca de la cual fue hallada la Espada de Forcas, datada de la Edad de Bronce. En la parte alta del pueblo podemos ver la Iglesia de San Mamede y un cuidado cruceiro, que nos indica el camino a seguir para llegar a Miranda, otro pequeño lugar de la parte alta de esta etapa y que nos señala el principio del descenso.

Un descenso hacia el Sil que es una auténtica gozada. Entre las carriozas, rodeados de castaños y robles y con unas vistas panorámicas inmejorables sobre el Río Sil, vamos bajando hasta San Lorenzo de Barxacova para cerrar el circulo nos había llevado por la parte alta del Río Mao. Pero la etapa aún tiene mucho que ver.

Desde San Lorenzo bajamos hasta la altura del río, entre los empinados socalcos de los viñedos de esta Ribeira Sacra que, de vez en cuando, se ven salpicados por pequeñas y curiosas aldeas como O Pombar o Barxacova que disfrutan y sufren de un lugar único para vivir.

En la desembocadura del Río Mao en el Sil, podemos ver una pequeña playa fluvial. Desde allí iremos remontando el río a través de las Pasarelas do Río Mao, que nos permiten ver en toda su plenitud la flora y fauna de habitan este valle tan diverso, y que nos van acercando al punto final de la ruta, A Fábrica da Luz.

Sin duda, una etapa espectacular, de las que gustan caminar, rodeada de naturaleza y con mucha historia. Una de las imprescindibles de la Ribeira Sacra.

Plan de Ruta

Km EtapaPuntoAltura (m)Km Total
0,0A Fábrica da Luz28343,5
1,2San Lourenzo de Barxacova53844,7
1,3Iglesia de San Lourenzo53844,8
1,8Necrópolis medieval de San Victor58845,3
2,1Casa de Carga67745,6
3,0Canal Vello67446,5
5,7Canal Novo75149,2
6,2Puente medieval de Conceliños77449,7
8,0Forcas80851,5
8,4Iglesia de San Mamede82051,9
8,5Cruceiro81852,0
9,3A Miranda84352,8
10,1Rego de Senra77853,6
12,2San Lourenzo de Barxacova53855,7
13,2O Pombar42556,7
14,6Barxacova25758,1
15,6Pasarela del Río Mao26959,1
16,2A Fábrica da Luz28359,7

Imágenes Etapa Cañón del Río Mao