Día 2: Ribeira Sacra del Miño: la viticultura heroica

RUTA DIOMONDI – A COVA (PR G-172)

DOMINGO 08 MAYO

Comenzamos este camino por la Ribeira Sacra con una etapa por el Río Miño, con gran variedad de paisajes y en la que veremos sus elementos más característicos: el románico de sus iglesias, los miradores sobre el río, los viñedos plantados en sus laderas y las bodegas. Caminaremos por aldeas típicas y, atravesando por el medio de sus vides, nos iremos contagiando de esta viticultura heróica practicada por sus gentes. Así llegaremos al Cabo do Mundo, espectacular meandro y una de las vistas panorámicas de la zona.

Dificultad ALTA
Dificultad ALTA
Dificultad ALTA
14.2 kilómetros
Dificultad ALTA
7 horas
Dificultad ALTA
+1038 m, -1153 m desnivel

Ferrería Vella - Froxán 0334-1
Ribeira Sacra do Miño

Haz tu Reserva para el Programa GWF Ribeira Sacra


Este camino por la Ribeira Sacra es un baño de bosque continuo, lleno de castaños centenarios y terrazas de viñedos y entremezclado con pequeñas joyas del románico, antiguas iglesias milenarias que han sobrevivido al paso del tiempo y que se concentran de una manera muy especial en esta comarca.

Esta primera etapa comienza en la Igrexa de San Paio de Diomondi. San Paio es un mártir del siglo IX, de origen gallego, que fue decapitado en Córdoba por orden de Abderramán. Aunque en el tímpano de la portada principal aparece reflejado el año 1170, las primeras referencias escritas son del siglo VIII, siendo uno de los principales ejemplos del románico compostelano. En 1931 fue declarada Monumento Nacional. La iglesia es de una sóla nave con ábside de cabecera semicircular. En la fachada presenta tres arcos, el central más grande que los laterales que son ciegos. En la portada, cuatro arquivoltas sostenidas por columnas de marmol y capiteles decorados con cabezas de animales.

Adosado al templo tenemos el Edificio Episcopal, antigua casa de veraneo de los obispos de Lugo hasta el siglo XIX, que se derrumbó parcialmente arruinando parte de la fachada del siglo XV. Se dice que el famoso obispo Odario (siglo VIII) pasó aquí los últimos años de su vida.

Salimos de Diomondi camino de Belesar por un sendero entre soutos de castaños y carballeiras, formando las típicas carriozas bien delimitadas por muros de piedra recubiertos de un permanente musgo. Por aquí pasa también el Camino de Invierno, que llega a Santiago evitando las cumbres nevadas del Cebreiro.

Que estas tierras han estado habitadas desde tiempos inmemoriales es algo que nos va a ir contando la propia ruta y que comenzamos a ver en los restos de la vía secundaria romana que nos encontramos en el descenso, con tres grandes curvas que se conocen como los Codos de Belesar.

A partir de ahí el descenso es más pronunciado y los carballos desaparecen, dejando paso a los primeros viñedos de nuestra ruta. Ya comenzamos a tener una vista panorámica de Belesar y su embarcadero que alcanzaremos en pocos minutos.

Belesar es un hermoso y típico pueblo de esta Ribeira Sacra do Miño, encajonado entre sus laderas que son domesticadas para formar los bancales (socalcos) donde plantar las vides. Esta viticultura heróica, donde no entra la maquinaria y donde el trabajo diario es muy parecido al que se hacía en la época romana, es un concepto que nos vamos a encontrar en toda la ruta.

En el paseo admiramos sus casas de piedra de cantería y galerías. En el Club Fluvial hay un restaurante y desde allí sale en temporada alta el catamarán que va hasta Os Peares.

El Embalse de Belesar, construido en 1963 para abastecer a una central hidroeléctrica, cambió por completo la vida de sus habitantes, llevándose por delante pueblos enteros como Portomarín y parte de Belesar. El puente actual es moderno, siendo durante mucho tiempo el principal acceso entre las comarcas de Lemos y la de Chantada. El antiguo, de la época romana, descansa plácidamente bajo las aguas del embalse.

Al otro lado del puente, el Peto de Ánimas de San Bartolomé, construido en el siglo XVII, es otro ejemplo claro de nuestra riqueza material e inmaterial. Estos sencillos monumentos de piedra, muy extendidos en Galicia, son para culto a los muertos y asociados a la idea de purgatorio. Normalmente se encuentran en cruces de caminos o cercanos a iglesias. Su finalidad es la de ofrecer limosnas de todo tipo a las ánimas del Purgatorio, siendo su castigo temporal y pudiendo así alcanzar el Cielo. En compensación, una vez liberadas intercederán por quienes realizaron las ofrendas. Las limosnas no eran de carácter estrictamente monetario, también podía tratarse de productos agrícolas. Cerca se encuentra la Iglesia Parroquial de San Bartolomé, erguida en este lugar a mediados del siglo XX sustituyendo a la antigua, que también se encuentra bajo las aguas.

A partir de aquí comienza un camino entre las plantaciones de vides, rodeados de cepas que, en estas tierras del corazón de Galicia y con estas condiciones climáticas, producen un auténtico manjar que cada vez es más reconocido fuera de nuestras fronteras.

En el ascenso vale la pena pararse cada cierto tiempo, darse la vuelta y contemplar el paisaje. Así llegamos a Bexán que constituye un excelente mirador natural sobre el Río Miño. Atravesamos la aldea por su única calle contemplando su Capilla de San Antonio, construida en 1639, y las antiguas casas de piedra, hoy abandonadas. Nos imaginamos como sería la vida en estos pequeños pueblos hace años., produciendo vino en pequeñas bodegas a pie de los viñedos y que era transportado para su venta por mulas, almacenado dentro de pellejos de animales.

Continuamos el camino por espesas carballeiras atravesando las aldeas de Millarada O Torno. En la parte de la ladera del río orientada al norte no existen viñedos ya que las horas de sol son mínimas. En ellas hay plantadas grandes bosques de castaños y robles que ayudan a retener la humedad y crear un microclima propicio para las plantaciones. Al otro lado del Miño divisamos la aldea de Pousadoiro y el Ponte de Portotide.

La Abadía da Cova es una de las bodegas referente de la denominación Ribeira Sacra. Situada en un entorno excepcional en uno de los meandros más espectaculares del Río Miño, es una parada obligada en nuestra etapa.

Conozcamos su historia. Baldomero Moure, un emigrante a Cuba enamorado de los vinos de esta zona, y su mujer, Carmen Pérez, comienzan a principios de los años 20 a agrupar las pequeñas parcelas existentes, fruto del minifundismo tan arraigado en Galicia, para convertirlas en viñedos y comenzar a comercializar sus primeros vinos, que se venderían a granel y a nivel local, debido al momento histórico que se vivía en la zona, y que imposibilitaba la venta de vinos embotellados. Al mismo tiempo, con los restos de aquellas vinificaciones, se comienzan a destilar los primeros orujos, adquiriendo Baldomero su primera alquitara y, años más tarde, un alambique.

De este matrimonio nace José Moure, “Pepe de Cuñas”, que será junto a su esposa Ana Vázquez, los fundadores de Adegas Moure en 1958. En los años cincuenta, este joven emprendedor elabora y embotella sus primeros orujos, antes incluso que de los vinos, aprovechando que gozaba de fama de ser un gran destilador. En la primavera de 1963, el caso del metílico hundió a otros productores de aguardientes, en la crisis más importante del alcohol en España. Este asunto le posiciona en una situación ventajosa gracias a la sanidad y calidad de su producto. El fundador decide, ya en aquellos tiempos, obtener la excelencia de sus aguardientes, usando solo la mejor materia prima, y realizando los primeros destilados de la zona con una buena separación de sus componentes para conseguir el producto mas satisfactorio.

Conociendo las condiciones excepcionales para su cultivo en sus bancales, utiliza la uva albariña y es pionero en poner en valor este vino que acaba convirtiéndose en la denominación Ribeira Sacra.

En los años 80, la tercera generación le acaba de dar el empujón definitivo tanto en su calidad, mejorando técnicas de cultivo y de vinificación, como en su promoción y comercialización.

En el año 2004 se construye la actual bodega de vinificación de vinos jóvenes, laboratorio y una bodega de micro vinificación, donde se desarrollan los proyectos de I+D+i. En la actualidad, la empresa continúa su proceso de crecimiento consolidándose como una entidad innovadora y un referente dentro de la Ribeira Sacra, consiguiendo numerosos premios y reconocimientos

Dejamos la bodega para llegar a uno de los miradores más conocidos: O Cabo do Mundo, impresionante mirador sobre el meandro que realiza el Río Miño para bordear el Monte Navallo. Una maravilla geológica, lugar de parada obligada y momento de relax, mientras contemplamos las terrazas de los viñedos que ocupan el cañón.

Y es en este lugar de O Priorato, en este entorno sobre el Río Miño de gran recogimiento y riqueza paisajística, donde está situada la Igrexa de San Martiño da Cova, que tiene su origen en un monasterio agustino del siglo XII y que, posteriormente, se convirtió en priorato dependiente de la Catedral de Lugo. La iglesia es de una sóla nave cubierta con madera a dos aguas, que remata en un ábside semicircular. En la fachada destaca la portada con arco de medio punto con arquivoltas sostenidas por columnas. Sobre ella la espadaña, construida en el siglo XVIII, que alberga el doble campanario. En el interior, podemos ver dos retablos barrocos y varias pinturas del siglo XIX.

Desde O Priorato bajamos a la Praia da Cova, un lugar para el relax en estas ribeiras del Miño. Cuenta con una playa fluvial, la posibilidad de alquilar kayaks y los servicios de un moderno restaurante. Aquí, en este hermoso paraje, finalizamos esta etapa que nos ha mostrado la Ribeira Sacra del Río Miño.

Plan de Ruta

Km EtapaPuntoAltura (m)Km Total
0,0Diomondi4920,0
0,0Iglesia de San Paio de Diomondi4920,0
0,3A Portela4980,3
1,0Codos de Belesar4081,0
2,1Belesar2182,1
2,1Puente de Belesar2182,1
2,1Peto de ánimas de Belesar2182,1
2,1Iglesia de San Bartolomeu2182,1
3,7Bexán3803,7
5,7O Torno5235,7
7,8O Barrio5397,8
8,2A Reguenga5128,2
9,2Rego do Sobrado3859,2
9,3O Carballal3799,3
9,5Devesa Alta3609,5
11,6Praia da Cova21511,6
12,8Bodega Abadía da Cova37612,8
13,3Mirador Cabo do Mundo41613,3
14,0Seoane44214,0
14,1O Priorato39714,1
14,2Iglesia de San Martiño da Cova38814,2
14,2A Cova38814,2